Los tiempos cambian para los vendedores Web, sobre todo aquellos que tratan con el marketing online al por menor (retail). Los consumidores son más caros y difíciles de atraer y retener y las nuevas tecnologías emergen a un ritmo vertiginoso.

Hay muchas herramientas que prometen ayudar, pero lo mejor es enfocarse en las siguientes 3 áreas que todo vendedor debe abordar si quiere tener éxito en el mercado online.

 

1-VELOCIDAD

Muchos Websites están aún en desarrollo cuando se refiere a velocidad, y hay un coste financiero medible asociado a esto. Cada segundo que se añade a la carga de un sitio Web supone pérdidas en conversiones del 2% al 7% y reduce las vistas de las páginas de 1% al 2%, esto significa que cuanto más tarde en mostrarse la página más dinero perdemos. Además, Google no oculta el hecho que la velocidad es parte de su proceso de ranking, lo que significa que una carga lenta del Site hará que lo notemos en los resultados de búsqueda.

Una página rápida es, por lo tanto, la primera cosa que necesitamos asegurar si queremos ganar el, cada vez más, competitivo mundo del retail online. Hay ciertas cosas técnicas básicas que se pueden hacer. Por ejemplo; asegurar que el Site está técnicamente optimizado. También comprobar el hosting y el ancho de banda de nuestros proveedores y asegurarnos que no forzamos a los usuarios a bajarse imágenes y vídeos innecesarios.

Otra método de hacer más rápida nuestra Web que está siendo adoptada por la mayor parte de contendientes en el Web retail es el sistema de gestión de etiquetas. Las etiquetas Web están siendo usadas por las tecnologías de terceros para traquear y controlar la actividad en una página. Muchos sitios tienen 20 o incluso 20 etiquetas por página y cada una de ellas ralentizará la carga de la página. Un sistema de gestión de etiquetas puede controlar este proceso, acelerar la carga de la página y mejorar el rendimiento.

Dicho esto, la velocidad no es sólo el ratio de tiempo que tardan las páginas en cargar. Las mejores empresas están en constante evaluación y despliegue de enfoques. Para tener éxito, nuestro equipo de marketing necesita trabajar con el equipo técnico para asegurar que puede adaptarse rápidamente y sacar el máximo provecho de las tecnologías y enfoques que existen.

 

2- PUNTO DE VISTA DEL CLIENTE

El comportamiento de la compra online se está volviendo cada vez más compleja. Tres cuartas partes de los consumidores usan más de dos puntos de contacto para hacer una compra, ya sea a través de visitas múltiples a un solo sitio o usando diferentes métodos de acceso online y offline. Como resultado, un 25% de los ciclos de venta tardan más de un mes en completar la consideración de compra.

Durante estos extensos procesos, hay cientos de diferentes influencias, ofertas, mensajes sociales, y otros formas de contacto que pueden cambiar la decisión del cliente. Un usuario puede visitar tu Web inicialmente, pero entonces podrían hacer “Me gusta” a tu página de Facebook, ver un banner, visitarnos a través un link de búsqueda, o irse a nuestra tienda física (si la tenemos). Los vendedores necesitan estar al tanto de todo el ciclo de vida de este proceso. Se necesita saber que hace que un cliente compre algo de tu Website y, más importante, que le lleva a no comprarlo.

La respuesta es hacer una visión centrada en el punto de vista del consumidor para realizar el análisis, más que hacer una visión centrada en la Web. Tradicionalmente, analizar el tráfico de la Web trataba de analizar las visitas individuales a tu Website,  ahora sin embargo es necesario pensar más ampliamente sobre  cómo las acciones de los clientes les lleva a una experiencia de usuario satisfactoria.

Amazon hace un gran trabajo en este aspecto, usando toda la información que tienen para asegurar que sus recomendaciones dan casi siempre en el clavo. De manera similar, Apple hace un gran trabajo integrando la experiencia en tienda con la experiencia online. Han apartado el sufrimiento de las colas en tienda con sus pedidos en remoto al estilo iPhone. ¿Querrías que te enviaran por email la factura? ¡Claro que sí! Y haciendo esto se ha conseguido información valiosa sobre la venta realizada que pueden usar en su Website.

 

3- PERSONALIZACIÓN

Una vez que se tiene una compresión clara del cliente, el siguiente paso es ver cómo podemos personalizar su experiencia. La Personalización no es lo mismo que la recomendación. No es decir “compraste esto, podría gustarte esto otro”. Es más sobre construir una experiencia online verdaderamente única y personal.

Imaginemos el dueño de una tienda que sabe nuestro nombre, nuestra talla, nuestras preferencias, nuestros complejos. Imaginemos que dudamos en comprar una camisa cara y nos ofrecen calidad asegurada o incluso una oferta especial si nos vamos a ir. ¿Qué pasaría si pueden ayudarnos a crear un traje o incluso probárnoslo ? ¿Qué pasaría si el estilo de la tienda se adapta a nuestros gustos? ¿Qué pasaría si siempre nos encaminamos a la sección de Hugo Boss? (Asumiendo que sea uno de nos vaya eso)

Esto es personalizar: la combinación del diseño a medida, disposición, stock y mensaje. Algunas webs están empezando a hacer esto, pero sólo unas pocas. Sin embargo, muchas webs aún trabajan en un cambio completo de todo el Site, cambiado todo para todos. Pero se ha visto que sólo el 10% de los cambios en el Site producen cambio en las ventas. La verdadera personalización recae en ser capaz de servir el contenido correcto a segmento correcto en un tiempo específico, casi garantizando que estos cambios traerán resultados.

Por supuesto, personalizar no es un proceso simple, y requiere la que podría ser la cuarta fuerza en juego: automatización. Si vas a usar la personalización para los usuarios individuales de manera efectiva sin matar a tu equipo, entonces necesitas ser capaz de customizar sobre la marcha con los datos que tienes.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Compártelo

Comparte este post con todo el mundo!